La infección por Clostridium difficile en la población: una zoonosis?

Publicado 22 octubre 2012

Artículos principales, Novedades

Las infecciones por Clostridium difficile (ICD) se observan generalmente en pacientes ancianos hospitalizados y que han utilizado terapia antibiótica. Sin embargo son cada vez más frecuentes las ICD en personas relativamente jóvenes y sanas y sin factores predisponentes conocidos. Clostridium difficile se encuentra también como comensal o patógeno en el tracto intestinal de la mayoría de los mamíferos, y de algunas aves y reptiles. En el ambiente, incluyendo el suelo y el agua, C.difficile parece estar bastante presente, aunque esto se basa en una limitada evidencia. Los productos alimenticios tales como carne (procesada), pescado y verduras también pueden contener C.difficile, pero los estudios realizados en Europa presentan una menor prevalencia que en América del Norte. Los recuentos absolutos de C. difficile toxigénico en el medioambiente y en los alimentos son bajos, sin embargo se desconoce la dosis de infección exacta. Hasta la fecha, la transmisión directa de C. difficile de los animales, alimentoso el medio ambiente a los seres humanos no se ha demostrado, aunque se han observado ribotipos similares mediante PCR. Por tanto, creemos que la epidemiología general de las ICD en personas no está condicionada por la amplificación en animales u otras fuentes. El hecho de que no se hayan registrado brotes de ICD entre seres humanos sugiere que los factores individuales que aumentan la vulnerabilidad a las ICD podrían tener mayor importancia que una mayor exposición a C. difficile. Por el contrario, el ribotipo emergentes 078 de C.difficile se encuentra en grandes cantidades en lechones, terneros, y su entorno inmediato. Aunque no hay evidencia directa que demuestre la transmisión a los seres humanos, evidencias circunstanciales apuntan hacia un potencial carácter zoonótico de este ribotipo. Consideramos que debería tenerse en cuenta el potencial zoonótico de los futuros ribotipos de C. difficile que emerjan.

Fuente: Clin Microbiol Infect. 2012 Jul;18(7):635-45

Tags: ,

Comentar entrada / articulo